miércoles, 8 de octubre de 2014

Tenías Que Ser Tú by Elva Martínez (Reseña)

Tenías Que Ser Tú


Elva Martínez Medina


Raquel y Roberto tienen una manera peculiar de conocerse. Tras estar dos horas encerrados en un ascensor sienten la necesidad de pasar más tiempo juntos. Poco tiempo, pues, Raquel regresa en pocas horas a Londres, ciudad en la que vive y trabaja. La distancia los separa, él en Madrid y ella en Londres, sin embargo, ambos sienten una conexión especial. Entre ellos, desde el primer momento, hay una "chispa" especial que los une. Sin embargo, aunque la distancia no sea el olvido sí es un gran incoveniente. Ninguno quiere renunciar a su ciudad, a su trabajo...eso unido a la llegada de terceras personas y a las indecisiones genera el distanciamiento entre ellos.

Raquel se casa y casi al mismo tiempo publica su primera novela, la cual la sube al estrellato literario sin apenas darse cuenta. De lo que sí se da cuenta es que su matrimonio con Fran es un auténtico fraude, entre ellos no hay chispa, no hay esa conexión sentida con Roberto.

Dos años han de pasar para volverse a encontrar. Raquel recién acaba de publicar su libro y ya nuevamente afincada en España se encuentra con Roberto en la presentación de su segunda novela, a la cual él ha acudido para volverla a ver...








Raquel ha regresado a casa después de un tiempo viviendo en el extranjero, su sueño de ser una escritora publicada se ha hecho realidad.

Roberto es que a pesar del tiempo transcurrido no olvida aquella chica que conocía esa tarde que se quedó atorado en el ascensor.

Fran un amigo que el tiempo le dio la oportunidad de conocer el amor a través de una amiga, aunque nunca prosperó.

Vivir entre tres ciudades no es lo ideal… Raquel, Roberto y Fran, saben bien esto, aunque a la que más le pesa es a Raquel que residiendo en Londres viaja a España, a Valencia para ver a sus padres cada cierto tiempo, pero conoció a Roberto después de quedarse encerrada con  él por dos horas en un ascensor, y lo que ambos vieron ahí les hizo tratar de pellizcar su tiempo en España, su tiempo con sus padres y poder ir a Madrid para pasar todo el tiempo posible con Roberto.

Una relación un poco extraña, nada serio en realidad, aunque sus corazones les decía lo contrario ellos hicieron oídos sordo a esto y dejaron que las cosas llevaran un curso sin presiones, pero el callar las cosas, un poco de celos, entre otras cosas es que un amor con futuro s ve ensombrecida por un tercero.

Pero cuando las cosas están destinas, nada se puede hacer contra esto, por eso está el dicho: Cuando te toca, te toca y cuando no, ni aunque te pongas por delante.

Una relación intensa, una buena química entre los personajes, un poco de desesperación, hacen que la magia que había entre ellos los persiga de cierta manera para que comprendan de una vez por todas cuál es su destino.

Sin duda Elva me ha cautivado con esta historia hermosa de amor, aunque a Roberto le daría un zape para que se despabile y diga lo que hace falta, creo que puede ser un poco egoísta (solo poco, porque al final le dio carta libre a Fran), pero a veces por miedo o no sé qué pensaba (ya que se veía que estaba hasta la manitas por Raquel) decide hacerse aún lado para que ella sea feliz, pero en cuanto ve que la vida le sonríe, decide que está vez va a hacer lo correcto. Raquel aunque no quisiera recocerlo, y quizá su subconsciente la traicionó,  a pesar del tiempo, con Hugo recordó varias cosas de las que había vivido con Roberto y Rosa le hizo ver eso en la firma de autógrafos de su libro “Tenías Que Ser Tú”


Una novela fresca, actual, divertida y ligera encontrar en esta hermosa historia.



Algo que me gusta de como escribe Elva, es que lo hace de tal manera que hace que sea una lectura súper amena, fácil y rápida.

A sus personajes e historias les da ese toque especial, que los hace tan real, tan actuales, que cualquier parecido con la realidad es pura casualidad jajaja en verdad hace uso de mails en esta ocasión para comunicar a los personajes en tiempo real.

Otra cosa que me encantó de este libro, es que a pesar de ser un libro romántico contemporáneo (espero no haberlo puesto en genero equivocado o inventado uno jajaja), sin nada paranormal, extraño, etc… tiene su toque de magia, de la magia del amor verdadero, haciendo una historia aún más linda.



Uyy!!! Si enumero todas las cosas malas no terminaré nunca, pero aquí vamos:

1) …

Sigo pensando J jajaja

Sin peros importantes realmente.




Una cosa que si me brincó un poco y que  a la vez le dio un toque diferente (no sé si así es la versión final, o que), pero hay un momento cuando Roberto se comienza a despabilar, Fran está ahí con Raquel, que Elva (sip la autora) hace acotaciones chistosas por decirlo de una manera hacia la situación o personajes, supongo yo que va por la onda que ella es como la magia (destino) que nos está narrando esta historia de amor, (por lo menos así lo veo yo), digamos esto no es malo, pero si me sacó de onda porque solo es en una parte de la historia.



Una novela sencilla, llena de amor, llena de magia que te hará soñar y suspirar una tarde tranquila (o 2) mientras lees esta novela de Elva Martínez. Sin duda algo que vale la pena leer.







Y por si quieres adquirir o seguirle la pista a Elva Martinez, esto puede serte de utilidad:








4 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por tus bellísimas palabras!!! Me alegra saber que has disfrutado con la historia!!!
    Muaaaackis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elva, que te puedo decir, soy tu fan :) hay historias que me gustan más que otras... pero amo como escribes.

      Besitos!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...