martes, 13 de enero de 2015

Heridas del Pasado by Pilar Lepe (reseña)

Heridas del Pasado


Pilar Lepe



Evelyn es una mujer alegre, optimista que nunca ha permitido que las profundas heridas que tiene de su triste pasado, afecten su presente. Es una mujer emprendedora que ha sacado adelante a su único hijo. A pesar de tener buena suerte en el amor no cree en el compromiso, pero la aparición de Nick, poseedor de casi todas las cualidades que ella aprecia en un hombre, hará que tambaleen sus convicciones.

Muchas cosas cambiarán en la vida de Evelyn cuando el pasado comience a llamar a su puerta en busca de redención.







La verdad es que la pluma de Pilar Lepe, es que no deja de sorprenderme, he tenido la dicha leer todo lo que ha publicado y cada novela es tan diferente de la otra que en estos mementos me es difícil decidir cual me ha gustado más.

Aunque me parece que mi nombre si lo he visto en algunas novelas y/o películas (y que la verdad no me gusta tanto), es lindo ver mi nombre entre tan hermosa narración. Sip el ego hablando ahora jajaja, y tengo que decir que la primera vez que supe de esta historia, lo primero que me llamó la atención fue el nombre de la protagonista. Ya después leyendo la sinopsis te das cuenta que es una drama con toque de amor (no me atreví a pensar en un final feliz por un relato que leí y reseñe hace algunas semanas), y también tengo que reconocer que Pilar me ha hecho golosa, a pesar de que esta novela es la más extensa que tiene, al final me quedé con ganas de más.

Heridas del pasado que nos persiguen en el presente que interfieren en nuestro futuro… así es la vida de Evelyn, que a la edad de quince años, cuando comenzaba a vivir a sentir la atracción, el deseo… su inocencia, sus ganas de vivir, de tener una anécdota que contar a sus amigas… terminó en la peor de sus pesadillas. Salvajemente no solo fue desprendida de su inocencia, sino que sufrió el desprecio y rompimiento con su familia que al intentar guardar las apariencias cuando lo ideal sería que recibiera el apoyo y el cobijo de ella, se ve forzada a unirse con el chico que peor la había tratado, haciendo que el sueño de ambos, sus futuros se vieran obstaculizados, haciendo que la vida de ambos no fuera nada de lo que habían esperado.

Lo único bueno que tuvo Evelyn de esto... su hijo Mark.

Mark ha crecido y ahora es un abogado.

Evelyn aunque aún tiene sueños que cumplir, no puede quejarse, tiene un negocio propio que es una florería teniendo su departamento en la parte de arriba.

A pesar de ser madre soltera e independiente el amor no le ha faltado, en su vida está Sam un médico que la ama y que le ha pedido más de una ocasión matrimonio, pero ella es de espíritu libre tan diferente a Sam, que cuando se le presenta una excelente oportunidad con promesas intentarán mantener contacto. Lo que Evelyn nunca imaginó que en la casa de sus consuegros en una situación un poco incomoda conoció al hombre más necio y determinado que ha conocido: Nick. Alguien que reúne todo lo que cualquier mujer desearía.

Ese dios griego por el que Evelyn soñó siempre, apasionado y del país que desde niña ha querido conocer.

Cuando su corazón comienza y su cuerpo sueño con su hombre perfecto, el pasado, aquel que quiso dejar en el pasado: su ex-esposo y a sus padres aparecen de nuevo en su vida de la peor manera. Haciéndola recordar todo aquello que la hizo llorar y sufrir por tantos años, hoy estaban de nuevo en su presente.

Me gusta mucho el carácter que tiene Evelyn, le gusta disfrutar el amor, pero sin ataduras de ningún tipo, es como una niña pequeña que tiene desorganizada su habitación, pero responsable con su negocio de que todo sea perfecto, es de carácter fuerte, un poco caprichoso, necio y hasta cierto punto rencorosa… una vez que logró su libertad lejos de su matrimonio y de sus padres, ella decidió como vivir su vida. Incluso me dio mucha risa como su hijo es tan sobreprotector con ella que Evelyn le responde de “si papá”, al final me deja la sensación que es una niña que se vio obligada a madurar rápidamente y de ser autosuficiente, pero sin la amargura que sería un poco lógica ante su situación.

Y que aunque trata de ser fuerte tiene esos días que no son buenos y las personas que están a su alrededor  lo entienden y le dan su espacio, y de ahí se entiende que lo que la hizo crecer es que le pesa más de lo que ella quiere demostrar.

Se me hizo fuerte la forma en que su pasado se presenta en su vida y aunque entiendo la actitud que tomó con su ex, con sus padres es que… ahhhh si tengo que reconocer que me dolió y sorprendió.
Y el final… me dejó con un sabor extraño, una parte de él me gusto pero la otra (*Felin llora en este momento).



Una historia fuerte en diversos aspectos, tan duros, pero reales… lo que le da un realismo a la historia impresionante.

Un amor para recordar, suspirar y envidiar… quiero porfis porfis un dios griego así!!!

Sin duda la dualidad de la personalidad de Evelyn la niña que quiere vivir vs la mujer madura responsable.

Para quien me conoce, sabe que no soy fan de las escenas de sexo, aunque si tenemos varios encuentros, están tratados tan delicadamente que no necesita descripción de pelos y señas para saber que están haciendo, tiene la cantidad correcta de erotismo, sin sonar tan fresa, pero tampoco estilo peli XXX, incluso la escena con Josh casi al principio cuando debería ser grotesca es que no lo es.



Que Nick no es mío…

En lo personal me hubiera gustado saber un poco más de Sam y de sus propuestas, y creo que su reencuentro merecía un poco más de algo.

Y creo que también nos faltó conocer más  a la familia de Evelyn, para poder entender más la distancia y hasta rencor que ella toma contra ellos… ya sé que son detalles que hubieran adornado la novela un poquito más y que realmente no afecta la historia central.

Algo que si me quedó a deber y mucho y es el mayor pero que le pongo, es el drama personal y hasta familiar de Evelyn después de Josh cuando era una adolescente (ya con Mark aunque no se explica tanto, se da como un hecho y es obvio), pero si me faltó el dolor, desesperación, el miedo que debió pasar.



Sin duda la versatilidad que encuentro en las historias de Pilar Lepe me sorprende y lo he dicho en alguna ocasión, amo su pluma y es tan versátil que cada historia suya es tan diferente y tan fuerte, tan apasionada que te hace sentir sus personajes femeninos bajo la piel y sufrir con ellas, reír, llorar y hasta gozar. Yo más que puesta para seguir leyendo el amor que plasma en sus historias tan simples, pero a la vez tan complejas, tan fácil de leer que es una delicia hacerlo.

Heridas del pasado una historia dramática, tan apasionada que no solo desearás tener un Dios Griego como Nick para ti, sino querrás acobijar y consolar a Evelyn entre tus brazos.


Una novela que se lee rápidamente, pero se quedará contigo por mucho más tiempo.







Y por cierto agradezco a Club de Lectores EscritoresNóveles Chilenos por que sin ellos no hubiera sido posible la lectura, a Pilar Lepe por la novela y por la hermosa dedicatoria:









Y por si le quieres seguir la pista o adquirir las novelas de esta maravillosa escritora, esto te puede ser de utilidad:









2 comentarios:

  1. Pues no conocia ni a la autora ni al libro pero tiene buena pinta, asi que lo apunto.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Evelyn, tus reseñas siempre me emocionan hasta las lágrimas porque yo sí soy muy llorona. Siento quedarte debiendo, pero me gusta pensar que al leer puedes dar rienda suelta a tu imaginación y de esta manera inventarte tu propia historia en torno a lo que yo planteo. Me alegra que se note que intento que cada novela sea diferente para que no parezca que me copio a mí misma, o que se pueda decir "todas las historias de Pilar Lepe son parecidas". Bueno, espero que nos encontremos otra vez en febrero, de ahora en adelante, no preguntaré si quieres leer algo mío, lo daré por hecho.
    Un abrazo gigante para ti con mi agradecimiento como siempre.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...