miércoles, 22 de marzo de 2017

(Reseña) La Chica que lo Tenía Todo by Jessica Knoll

La Chica que lo Tenía Todo


Jessica Knoll



Ani tiene un secreto. Hay algo en su pasado que todavía la persigue: algo privado, oculto, secreto y doloroso que amenaza con destruirlo todo.
 
Como estudiante en la prestigiosa escuela Bradley, Ani FaNelli no pasó la mejor de las adolescencias. Ahora, con un trabajo glamuroso, un armario caro y un apuesto novio, está muy cerca de vivir la vida perfecta y frívola por la que ha estado trabajando tan duro.
 
Con una voz y un estilo tan singular como lleno de giros dramáticos, La chica que lo tenía todo explora la presión insoportable bajo la que viven muchas mujeres, aquellas que se ven obligadas a tenerlo todo y, lo que es peor, a tenerlo bajo control.
 
¿Romper su silencio hará que su vida se desmorone o bien le permitirá ser definitivamente libre?



Esta novela desde que la vi (sin ver  la sinopsis), la portada me llamó mucho la atención y ya que me quisieron sacar una sonrisa mientras estuve KO en días pasado, pues después de mil indirectas que eché en casa por un par de meses, pues me lo terminaron regalando (creo que si los asusté un poco)… no diré que me decepcionó completamente, pero sinceramente es que esperaba mucho más y a pesar de que hay un hecho fuerte… mejor dicho tiene algunas escenas fuertes que si logran engancharte, pero algo me faltó para poder meterme de lleno en la historia y me impactara como esperaba, no sé.

En alguna parte leí que si te había gustado Perdida de Gillyan Flinn o La Chica del Tren de Paula Hawkins sería una novela perfecta… incluso hay quien menciona a Carrie Bradshaw de Sexo en la New York, pero… Perdida no la he leído aunque me lo regalaron hace un año así que no sé en qué se puede parecer, La Chica del Tren me gustó bastante y no le encontré estilo parecido y Carrie creo que no es tan superficial como Ani en esta novela, así que creo que las comparaciones no ayudan mucho y me parece que crea altas expectativas y sin gran relación… ya que a mi parecer, creo que podría ponerla más al estilo de Clueless, Chicas pesadas o incluso Cruel Intentions (pelis) que tratan más de mantener un status social y la presión que conlleva ser “perfecta”.

Al principio creo que tiene un estilo flojo, pesado que incluso me costó adelantar la lectura en las primeras páginas ya que aunque comprendo que son escenas como para delinear la personalidad de Ani y la conozcamos un poco, se me hacen un poco (demasiado) absurdas, largas y lentas y que realmente no me aportan más que saber que es una chica frívola, caprichosa, fría, calculadora, etc, etc, pero repito, supongo yo que la autora hace esas escenas para que veamos la presión social, moral y económica que Ani tiene y veamos porque se supone que es La Chica que lo Tenía Todo, ya que tiene un trabajo ideal, una vida social envidiable, gustos, refinados y por supuesto, una boda en la puerta con un novio perfecto y guapo, pero no todo es perfecto, cuando tenía 14 años algo le sucedió y aunque no tiene las cosas claras, sabe que en cuanto salga  la a luz, lo perderá todo.

Y lleva una narración muy fluida que logra engancharte y llevándote  este secreto oscuro que la persigue, pero por la mitad del libro te enteras de todo y se pierde un poco ese thriller, pero curiosamente es que no pierdes tanto el interés y me gustó de cierta manera la Ani que vamos conociendo hacia el final aunque creo que me quedó a  deber ese parte aguas (en el presente), ya que siento que al confirmar todo, ella lo toma como muy a la ligera y nos demuestra que su apariencia fría es solo una careta, pero jamás la vi vulnerable, o mejor dicho libre como yo esperaba que se sintiera y eso me decepcionó un poco, aunque, creo que vemos una gran evolución en el personaje al final que me gustó.

La narración se puede decir que está en dos tiempos, ya que tenemos el presente y el pasado en flashbacks, por lo cual al mismo tiempo tenemos a Ani perfecta con su vida perfecta en el presente y a la Ani de 14 años con una vida de solo apariencias que su madre le impone de alguna manera, y que en esa época sufrió un ataque y lo peor no era eso sino que la querían hacer culpable y que es lo que trae arrastrando por otros 14 años.


Me gustó la pluma de la autora, la historia va dando varios pequeños giros que le dan vida a la historia consiguiendo que te enganches irremediablemente, aunque me parece que es un poco floja al inicio y hacia el final, es una lectura entretenida que no querrás soltar hasta terminarla y te sorprenderá, de una u otra manera. Para pasar el rato es que no está nada mal.






Jessica Knoll


Jessica Knoll ha sido editora en Cosmopolitan y articulista para la revista Self.

Creció en Filadelfia y se graduó en la Shipley School de Pensilvania. Vive en Nueva York con su marido. La chica que lo tenía todo es su novela debut, que la ha encumbrado como una de las autoras revelación norteamericanas con más proyección internacional.

Twitter     FanPage     Instagram




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...