lunes, 30 de mayo de 2016

Cinder by Marissa Meyer (reseña)

Cinder

Crónica Lunares # 1

Marissa Meyer


Luego de la devastadora cuarta guerra mundial, humanos y androides se apiñan en las calles de Nueva Beijing. Una enfermedad mortal está arrasando la población. Y desde el espacio, la reina lunar observa cómo la peste lo va devorando todo, confiada en lograr el control del planeta.
Cinder tiene 16 años y trabaja como mecánica. Su pasado es un misterios; su presente no puede ser peor, bajo la tutela de su madrastra, que la denigra constantemente. Hasta que su camino se cruza con el del príncipe Kai, y se ve en medio de un conflicto intergaláctico y de un amor imposible. Atrapada entre la peste y un gran secreto, no sabe si escoger la libertad o la inmolación, hasta que ya no puede elegir. Sin embargo, ella es especial. Ella es la única salida. Después de todo, así son los cuentos de hadas...



La verdad es que por diferentes razones tardé muchísimo en poder leer esta primera entrega de las Crónicas Lunares, que como muchos deben saber, son retellings de cuentos clásicos infantiles, en el caso de Cinder (Cinderella, Cenicienta), es que me ha S-O-R-P-R-E-N-D-I-D-O de tal manera que en cuanto lo empecé a leer es que no pude detenerme hasta llegar al final, aun no sé cómo es que la autora ligará todas las historias (por lo menos sé de Scarlet, Crees y Winter - Caperucita Roja, Rapunzel y Blancanieves), pero para empezar la visión que tenía del Príncipe Azul (Príncipe Kaito) y de Cenicienta (Cinder) ha desaparecido un poco y hoy me los puedo imaginar de otra forma, para empezar no tenemos a esos personajes “bobos” que Disney nos presentó, es más los veo un poco más como la versión de Drew Barrymore (Ever After: A Cinderella Story), porque incluso una de las hermanastras (Peony) desde que llegó a casa la aceptó, caso contrario a Pearl (la otra hermanastra) y Adri (su madrastra).

Como saben, es un mundo distópico donde después de la Cuarta Guerra Mundial, se crea la Nueva Beijing, donde los robots son algo normal y están al servicio de los humanos, pero un Cyborg es despreciado debido a que no es ni una cosa ni otra. Y Cinder está precisamente en este grupo.

La ciudad está padeciendo una enfermedad mortal que es la Letumosis o la Peste y quien la contraiga por lo menos hasta ahora será condenado a muerte. Cuando Peony es infectada, Adri al ser la tutora legal de Cinder la ofrece como voluntaria para las pruebas médicas en busca de una vacuna, por la que recibirá un pago por las molestias…

Cinder es la mejor mecánica de la ciudad, donde su fiel compañera (y amiga) Iko que es un robot la acompaña y la ayuda. Cinder por la fama que ha conseguido debido a su trabajo, un día llega el Principe Kai llevándole una robot a la que aprecia y nadie sabe porque no enciende y se la confía a ella. De aquí empieza a surgir una relación que poco a poco ambos buscarán que sus encuentros sean más frecuentes porque no pueden evitar sentir lo que sienten.

Pero estos dos chicos no la tienen nada fácil; entre que Kai deberá hacer honor a su título, la lucha de ambos contra la Letumosis, la visita de Levana (La Reina Lunar), que viene con dos propósitos: conseguir un matrimonio por conveniencia y dejar ver una amenaza implícita en sus palabras de una guerra… y entre que Cinder está sufriendo la convalecencia de Peony, ocultar ante el príncipe lo que es, soportar a su madrastra, mientras se repite una y otra vez que no puede hacerle caso a su corazón y que va descubriendo cosas sobre ella ya que no recuerda nada de su pasado; es que tendremos una lectura muy ágil, dinámica con un lenguaje sencillo, diálogos preciosos y el sarcasmo de Cinder, es que hace una novela que terminarás amando por muchísimas cosas … una novela súper recomendada, amena que devorarás desde las primeras líneas mientras suspiras por Kai; odias a Adri, Pearl y Levana; lloras por Peony e Iko; y te muerdes las uñas conforme vas llegando al final que aunque las cosas eran muy obvias te sorprende la autora por la forma en que va presentando las cosas y por supuesto deseas continuar la historia, porque no deseas que se termine. Aunque la siguiente novela es Scarlet, tengo entendido que están ligadas las historias y es que no puedo esperar por empezar esa lectura, y aunque no sé nada (afortunadamente no he tenido spoilers), sé que las cosas se van a poner mejor.

Pocas veces es que hay personajes que odie en verdad, pero Levana y Adri, se han ganado un lugar en la cima… puff en serio llega el momento en que me da penita Cinder por todo lo que debe pasar.

Y a pesar de que hay drama en la historia en varios puntos, y hay una historia de amor lógica, es que ambas cosas quedan un poquito en el aire y se enfoca en la vida de Cinder y en las acciones que ella va realizando, y los descubrimientos que va haciendo sobre ella, por lo cual no es melosa ni cursi en ningún momento..

Sin duda me falta muchísimo mundo por descubrir de estas Crónicas Lunares, pero por lo poco que he visto, puedo decir que serán a pesar de ser muy juveniles, será una de mis sagas favoritas.



Cinder no solo es una introducción a este nuevo mundo, conocemos y sufrimos la vida que lleva ella mientras va haciendo descubrimientos, un mundo distópico tan diferente, tan caótico que el amor y la amistad tienen un lugar especial, pero descubrir la verdad pesa aún más.

En pocas palabras Cinder es una novela adictiva que devorarás, te enamorarás, odiarás, llorarás, admirarás y querrás luchar con Cinder (o por lo menos darle un abrazo en apoyo), para poder descubrir la verdad, mientras vas corriendo entre las páginas de una narrativa sencilla, fluida, y diálogos preciosos.







Marisa Meyer


Meyer nació en Tacoma y asistió a la Pacific Lutheran University, donde se tituló en escritura creativa. Antes de escribir Cinder, Meyer trabajó como editora de libros durante cinco años y escribió relatos de ficción basados en el manga Sailor Moon con el seudónimo de Alicia Blade.

Meyer asegura que se inspiró para escribir Cinder después de participar en un concurso de escritura en el año 2008, donde participó con una historia centrada un Gato con Botas futurista.

Es conocida por su novela Cinder, primera parte de las Crónicas Lunares, una serie de libros que mezcla novela juvenil con un futuro distópico.


Twitter     Web



2 comentarios:

  1. uff esta saga será una de mis favoritas sin duda alguna, me he leído los dos primeros y este ha sido mi favorito

    ResponderEliminar
  2. Hola Eve!!

    Sólo puedo decir snif, snif, cada que leo una reseña de esta saga mi corazón sufre porque tanto es el amor que le tienen a estos libros que no veo la hora en la que que pueda leer los libros. Muchas gracias por la reseña. Saludos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...