viernes, 25 de noviembre de 2016

Cuenta Cuentos # 6 - Un Mal Día by Felin

Cuenta Cuentos # 6

Hola!!!!

Y bueno sin más preámbulos ni choro... una pequeña historia escrita por su servidora.






Un Mal Día


by Felin


¿Alguna vez te has preguntado si estás haciendo lo correcto con tu vida?

Yo me lo pregunto más que de lo normal, y en los últimos meses esta manía mía se ha incrementado y ahora parezco una cría cuestionando absolutamente todo lo que mis ojos observan y en casa se burlan de mi porque dicen que he regresado a la edad de 3 años donde todo lo que sale de mi boca es un “¿por qué?” antes de cualquier otra frase.

Y ahora que todo el mundo me observa mientras estoy parada frente al altar, creo que debió haber sido de esos momentos que no solo una vez debí cuestionarme si estaba haciendo lo correcto, ahora ya es demasiado tarde y el sacerdote y todo los demás feligreses… hasta él, están esperando mi respuesta.

«Maldita sea, ¿en qué demonios estaba pensando?».

Tuve tiempo para pensarlo y no dejarlo hasta el último momento, si tan solo no fuera tan impulsiva y mi respuesta hubiera sido otra, en estos momentos no estaría metida en este embrollo.

Mis manos comienzan a sudar y siento mil espinas clavándose en mi espalda como si mil alfileres me fueran clavados al mismo tiempo.

—¡Hija…! —el sacerdote me presiona— estamos esperando que…

«Mierda, mierda, mierda».

—L-lo… lo siento yo…

—¿Mauro…?

—Ivette, bebé… —dice con la frente perlada y las palabras saliendo a trompicones—, no… n-no tengo la menor idea quien sea ella, jamás la había visto y…

—Y-yo —comienzo a decir dando pequeños pasos hacia atrás— Ivette, él tiene toda la razón, yo… como decirlo —«pero que estúpida soy»—, creo que llegué temprano o me he equivocado de iglesia —sale de alguna parte de mi garganta un burbujeo que parece una débil risa—, a menos que alguna vez te haya dicho Cody y ahora mis ojos me mientan…

Y sin dar más explicaciones, doy media vuelta y salgo corriendo y en mi carrera loca para que la tierra me trague me llevo en el galope dos floreros que al caer al suelo hacen tremendo ruido que lastiman los tímpanos.

—Mel, ¿estás segura que esta es la iglesia? Cassandra no es…

—Si tan solo me hubieras prestado atención Julie, te dije que era la capilla…

—Mierda, ¿cuál capilla?

—La de la derecha… jamás te dije que entraras a la Catedral, ella ahora…

Y sin dejar que termine corro por el jardín rezando llegar a tiempo y decirle a Cody que la amo, ella no se puede casar con ese neandertal solo para complacer a sus padres, cuando me preguntó debí decirle que también la amaba y dejar de lado tantas preguntas que me hacía sin obtener una respuesta… y ahora esa entrada se me hace que está más lejos que nunca y temo llegar tarde…








Alguna vez te has callado las cosas para evitar que te vean como bicho raro y actúas según la sociedad???

Cuando se te acaba el tiempo, cualquier distancia es eterna


Gracias por leerme y nos vemos con otra historia dentro de un mes.


Un beso!!!




2 comentarios:

  1. Hola Eve!!
    Wooow tienes un talento increíble para escribir, no sabes como disfrute de este relato, deberías plantearte escribir un libro. Saludos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...