viernes, 1 de enero de 2016

Bienvenido 2016



Yo creo que en esta época todo mundo hace una retrospectiva y mira detrás de su hombro para ver qué es lo que les dejaron 365 días que ya han quedado en el pasado como si hubiera sido hace mucho tiempo y en todas partes podemos leer que se ha cerrado un capítulo —o libro— más de 365 días llamado 2015 y hoy inicia un capitulo con 366 días el cual le pondremos como título 2016. Que es un borrón y cuenta nueva, una nueva oportunidad, un nuevo comienzo y bla bla bla… para quienes me conocen saben que soy un poco Grinch en estas épocas y que si me gusta solo es por los regalos que obtengo (de navidad y cumpleaños) y que nos da oportunidad de ver amigos o familiares que durante todo el año los tiempos nunca se pudieron coordinar. Fuera de eso si es enero, mayo, septiembre o cualquier mes creo que da lo mismo ya que las fechas están de más y solo iniciar un año es una marcación de tiempo sin poderes mágicos, así que decir 2016 es mi año para dejar de fumar, bajar de peso, leer más, ser más sano, etc. Si lo decimos de dientes para afuera pues de nada sirve, más bien creo que hay que agradecer tantos los errores como las cosas buenas ya que nos hacen crecer, dejar de lamentarnos por lo que fue, tuve, perdí o se fueron y ver para delante y encontrar un motivo cada día para sonreír. Me parece que esta es la clave, no permitir que nadie de ninguna manera nos quite la sonrisa de nuestro rostro y con eso ya tenemos todo —o casi— ganado, verdad que a veces esa sonrisa será solo una máscara que usaremos para protegernos de algo a alguien, que recibiremos críticas y habrá malas vibras que buscarán la forma de amargarnos el día, pero muchas otras veces será tan real que contagiaremos al mundo que nos rodea y… puff —inserte aquí discurso de autoayuda y superación personal—, empiezo a irme por las ramas pero mayormente a lo que me refiero es que si te pones propósitos que quieres cumplir, sea por uno mismo y no por seguir la moda de los demás como borregos, comenzar cada día, cada semana, cada mes con un propósito a cumplir a corto o mediano plazo y no solo porque hoy es 1 de enero, año nuevo y quizá al final del día, de la semana, del mes nos daremos cuenta que sin presiones somos más felices, nos sentimos más llenos, más completos y haremos las cosas con amor y no porque debo.

Por eso mi propósito de cada día será tratar de abrir los ojos y dibujar una sonrisa en mi rostro; mi propósito de la semana será que esa sonrisa se dibuje en mi cara al mismo tiempo que abra mis ojos y mi propósito para cada mes es que antes de abrir los ojos, la sonrisa ya esté dibujada en mis labios. Y quizá cuando pasen 366 días me daré cuenta que estoy más sana, que baje de peso, que leí más, que soy más feliz o qué sé yo, pero algún cambio supongo que podré notar en tantos días no???

Así que vamos a iniciar esta marcación de tiempo, o sea, este 2016 con un pequeño propósito y veremos si al final se convierte en una bola de nieve que ha crecido y agradecer cada momento que tuvimos, bueno o malo.

Como la mayoría va de decir, este 2015 me pasaron cosas buenas, malas y peores, gente que se fue y otra que llegó, cosas que aprendí —de arrepentirme no, porque de ellas se aprenden más— momentos que me faltaron vivir, pendientes que quedaron. Aunque englobando mis experiencias debo dar gracias: a mi familia y amigos que estuvieron ahí, que me soportaron cada día y me hicieron sonreír muchas veces y otras me hicieron llorar; a la vida y destino por dejarme conocer a gente maravillosa tanto virtual como físicamente. Y hablando de libros y lecturas fue un buen año donde pude leer 89 libros, conocí a autores y confirmé amistad con algunos. Donde me di cuenta que se me van las cabras al monte seguido y a medio año se me olvidaron casi todos los desafíos donde me había apuntado y tengo más taches que palomitas, pero bueno esto es otra historia.

Y como el título dice: Bienvenido 2016, y mi meta para este año es ir por 366 sonrisas, lo demás que consiga será ganancia.


Y ustedes como están empezando el año???



Y si me olvidada, que sea un año lleno de alegrías, aventuras y amores, pero no solo en papel sino también en su vida real :) 



Un fuerte abrazo y beso desde esta loca que desvarió un poco jajaja 



2 comentarios:

  1. ¡Vaya año! Lo he empezado bien, y espero que siga así. Con los años, he aprendido a no hacer tantas resoluciones porque siempre termino frustrada cuando no los consigo cumplir. Tu resolución es muy buena. Siempre y cuando esa sonrisa sea el reflejo de tu felicidad interna. La mía será escribir y leer más. ;-)
    ¡Feliz 2016!

    ResponderEliminar
  2. Ese "pequeño" propósito es PERFECTO!
    Encarar el día con una sonrisa :) es una gran meta y ojalá la consigas, yo también me apunto y creo que casi todos los días lo consigo porque lo primero que veo es a mi hijo o a mi marido o a uno de mis gatos ^^ y siempre me hace feliz.
    MUY LINDA REFLEXIÓN, :D
    un abrazo infinito!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...