miércoles, 22 de junio de 2016

Wendy Darlyng by Colleen Oakes (reseña)

Wendy Darling

Estrellas # 1


Colleen Oakes


Todo va de maravilla: Wendy Darling tiene una vida perfectamente agradable con sus padres y hermanos en Londres, así como un incipiente romance con Booth, un chico a quien le encantan los libros.

Una noche hace su aparición el encantador y seductor Peter Pan, quien convence a los tres hermanos para emprender un viaje fantástico al País de Nunca Jamás, una isla embriagadora de libertad, en la que no existen las reglas tontas de los adultos.

Tras un tiempo ahí, Wendy comienza a darse cuenta de que tal paraíso tiene terribles secretos arraigados en la sangre y la codicia. Así surge su lucha para recordar de dónde venía, porque esta isla de ensueño y Peter Pan tienen el potencial de transformarse en una pesadilla eterna.



Probablemente yo sea de las pocas personas que no han leído la novela, ni ha visto una película completa de Peter Pan, lo más cerca que he estado de esta historia es por Finding Neverland (esa si la vi) y quizá por escenas de Hook (malísima por cierto), o alguna peli de Tinker Bell (mi niña interior tiene la culpa), o por la serie de Once Upon a Time (a ese Garfio yo si… ejem, ejem, me estoy desviando, pero nada que ver)… si tengo noción de que va, pero sin entrar a detalles.

Así que lo primero que me llamó la atención de este retelling de Colleen es que les quitara a John (hermano de Wendy), Peter Pan, Campanita y por supuesto a Wendy, características propias de niños inocentes y los pusiera en una edad más adolescente, donde el primer amor, los celos, la envidia, venganza son sentimientos que explotan y sienten en su máxima potencia, y que la inocencia de la historia se apoyara un poco con los niños perdidos, con Michael (el hermano pequeño) y hasta con Nana (la perra). Haciendo una historia mucho más juvenil con muchísima acción y un toque oscuro a algunos personajes y a la misma historia. Así que por un lado tenemos esa magia que una espera en una novela de fantasia, pero con ese toque misterioso de que las cosas no son lo que parecen.

He de reconocer que Wendy me sacó de mis casillas más de una vez,  ya que la vemos como la chica coqueta que va despertando, pero a la vez hace pataletas de niña de 5 años, que peca de inocente pero su edad (las hormonas) están revolucionando, haciendo que sea contradictoria (como cualquier adolescente) y por lo mismo la vi tan débil, tan indecisa que no sabía que podía esperar de ella, y solo hasta el final me dejó con la boca abierta con la madurez que obtuvo a raíz del miedo y sufrí con ella que hasta la piel se me puso chinita y estaba incrédula que las cosas pudieran llegar hasta ahí.

Pero vamos, Peter Pan… oh my God!!! con él, puff despertó en mi tantas cosas que desde un principio (y jamás) le compré la máscara que estuvo tratando de vendernos desde un inicio y sabía que se traía algo entre manos, pero siendo sincera, es que no creí encontrar en estas páginas a un Peter con esas características, con esos sentimientos, que sin duda fue mi personaje favorito por ese aspecto oscuro, frívolo, mentiroso, manipulador y egoísta que la autora nos presenta, dándole un giro de tuerca a la imagen de Peter Pan que cualquiera pudiera tener. Tenemos  a un tipo doble cara con siniestras intenciones… si, si… un chico malo en toda la extensión de la palabra y si no fuera tan joven…

Pero campanita, es que no se queda atrás y vemos a una hada enamorada… que más bien raya a la obsesión, a una dependencia tan enfermiza por estar con Peter que no le importa nada y es capaz de hacer todo (en verdad cualquier cosa) para quitar cualquier estorba que se interponga entre ellos, y aunque a veces le entran los remordimientos, esos celos enfermizos aparecen y boom explota un personaje que la Tinker Bell que conocía desapareció de tal manera que aplaudo a la autora por esta transformación tanto de los personajes como de la historia y nos presenta no solo una historia sombría, le quitó cualquier rasgo infantil y nos presenta una historia llena de acción, con sube-bajas de emociones, situaciones fuertes y otras tristes y con un final que te muerdes las uñas y pasas en un segundo de la lagrima a un odio y por supuesto te quedas con ganas de seguir leyendo, porque aún nos falta muchísimo para conocer en Nunca Jamás.

Wendy Darling es la hermana mayor, la cual está enamorada de Booth, un chico que no pertenece a su clase social y es el hijo del dueño de la librería. Al principio las lecturas fue lo que los unió, pero algo que ni ellos pudieron evitar fue creciendo y aunque Jonh sabe su secreto (y espera que lo guarde), en su interior sabe que esa relación está condenada incluso desde antes de que empiece y esto se ve confirmado cuando el señor Whitfield le pide que piense en el futuro de Booth y su padre cuando encuentra aquella carta que tanto apreciaba (y ocultaba) Wendy, la encuentra su padre.

Este amor será realmente verdadero y será capaz de sobrevivir a cualquier cosa???

En uno de esos berrinches de Wendy después de hablar con su padre, Michael tiene una horrible pesadilla, casi al tiempo que las estrellas parecen danzar en la habitación de los hermanos Darling y aparece un chico pelirrojo que entra volando a su habitación y les cuenta de una tierra maravillosa donde él vive, donde la magia y aventuras están a la orden del día y aunque con un miedo prudente, la curiosidad pudo más con ellos, total, Peter les ha dicho que el tiempo en Nunca jamás corre de otra manera y sus padres nunca se darán cuenta que han salido… y los tres hermanos salen de aventura junto a Peter a un mundo donde hay piratas, hadas, sirenas y más cosas que los sorprenderá.



Wow, es lo que único que pudo decir después de leer por primera vez a Colleen Oakes, logró transformar una historia infantil, en algo sombrío, con personajes tan diferentes (manteniendo la esencia), que te dejará con la boca abierta conforme vas avanzando en la historia, mientras vas conociendo a Campanita, los Niños Perdidos y por supuesto a Peter pan.

Con una pluma increíble, narrada en tercera persona pero con las descripciones perfectas que puedes sentir y palpar a los personajes y sus sentimientos, que se lee demasiado rápido y al final te quedas con ganas de más historia.

Y por cierto, amé la portada, aparte que es hermoso el libro ya que aunque no se ve en la fotos, tienes y puedes sentir unas estrellas que inundan la portada y contraportada y también que tenga el detalle que en cada inicio de capi tenemos estrellas llevando nuestro camino, es que la verdad hace precioso y tenga un bonus más esta maravillosa novela.







Colleen Oakes

Colleen Oakes es una autora de libros para adolescentes y adultos, incluyendo las series "The Elly in Bloom", "The Queen of Hearts" (Harper Collins 2016) y "The Wendy Darling".

Ella vive en el norte de Denver con su marido y su hijo y se rodea de los más encantadores amigos imaginables y amigos. Cuando no está escribiendo o tramando nuevos libros, Colleen se puede encontrar natación, viajes, blogs, ordenando o totalmente sumergiéndose en la cultura pop nerd.


Web     FanPage     Twitter     Instagram



3 comentarios:

  1. hola, deseo que estes muy bien, de la autora e leido "reina de corazones" y realmente me encanto, no sabia que estaba esta este libro en méxico, sin duda me atrajo tu reseña ,se ve es esta igual de bueno, saluditos y buena vibra :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Eve!!
    Simplemente dire que tengo muchas ganas de este libro, ya que leí reina de corazones y me pareco un libro realmente bueno, me gusto su pluma y aún que la autora suele ser un poco cruda en sus narrartiva, vale mucho la pena. Gracias por la reseña. Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Con cada reseña que leo me antojan más el libro. Están de moda los retellings por fortuna hay autoras que le dan un buen giro como Collen.
    Waaa quiero leer a ese Peter chico malo xD aunque ya sea muy tierno para mí (?)
    Definitivamente tengo que conseguir ese libro, *w*
    Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...