miércoles, 10 de abril de 2019

(Reseña) Juegos Salvajes: John by Lena Wolf

John

Juegos Salvajes # 3


Lena Wolf


Hasta ese momento, John había tenido una vida apacible y sin sobresaltos. Estaba siguiendo al pie de la letra su plan: vivir, divertirse y terminar siendo un gran médico. Puede que dicho de este modo no parezca muy emocionante, pero a él le bastaba con eso.

Al despertar ese día y encontrarse solo supo que ya nada volvería a ser igual, y es que el paso de Lena por su vida había logrado desbaratarlo todo. Sin más compañía que su propio dolor, John empieza a adentrarse en un peligroso mundo de sensaciones dónde cree tenerlo todo bajo control, sin embargo con lo que no contaba, era con que esa vez sí iba a enamorarse. Pensaba que ya no le quedaba nada más por perder, pero a veces los engaños son más sinceros que la propia verdad. 

Toda buena historia cuenta con un principio y un final.

Y es que hasta los chicos buenos pueden tener un mal final si se apartan de su camino.


Dioses, Santos Benditos… ahhhhhh!!!

Antes que se me olvide, aunque trato de evitarlo siempre, puede tener spoilers de las dos novelas anteriores, aunque pensándolo bien, me atrevo a decir que hasta se pueden leer de manera independiente, porque la historia de John, así como la de Max, es después de, donde vemos esa pelea interna que tiene cada uno en su nueva vida ahora lejos de Lena, conocemos a los personajes durante y un después de ella.


Se supone que John era el más sensato, más centrado y con un futuro prometedor, parecía una buena persona, aunque quizá por esa frialdad con la que veía las cosas, en su momento se los comenté a quienes me acompañaron en la LC de Lena, para mi él era el más enfermo y manipulador, y más porque parecía o me dió la impresión que jugaba y en verdad controlaba a Lena a su antojo tras una careta de ser un chico bueno que le dió una mano amiga cuando estaba más desesperada, y ella confiaba plenamente en él…

Digamos que en parte tenía algo de razón al pensar que era el peor de los cuatro, el más enfermo, pero no de la forma en lo que yo pensaba que lo era...ahora que tuve la oportunidad de conocerlo, me di cuenta que era el más débil, necesitado, tieso y metódico a más no poder, porque era la manera de controlar su vida, pero resulta que en realidad su vida era un caos, incluso desde antes de Lena me atrevo a decir, o así lo he visto yo, por lo poco que Leah, su hermana cuenta y no creo que solo hable de los meses de Lena… no sé, pero me dió la impresión que ese alejamiento de su familia y su necesidad de independencia venía desde tiempo atrás, no lo sé, esa impresión me dió. Como que buscaba su identidad, su lugar en el mundo sin depender de nadie, cuando en realidad, siempre necesitaba a alguien a su lado, estaba atado a relaciones co-dependientes… no sé si esté en lo correcto, pero vuelvo a repetir, era el más enfermo de los cuatro.

Cuando perdió a más, todavía tenía el apoyo de Heit, que aunque parecía abstraído del mundo y no era el de siempre, se tenían para apoyarse mutuamente, cuando este también decide irse lejos antes de hundirse más en esa pesadilla de recuerdos, creyó que dejaba a su amigo apoyado de alguna manera con carlos, el nuevo roomate que cubriría los gastos de Max y este llegó con su novia, Angélica, que aunque en teoría no viviría ahí, solo estaría para apoyar a su novio con la mudanza, algo que resultó una mentira.

Tal vez por la soledad, por extrañar o por costumbre de hacer cosas que no eran correctas y que eso le subía la adrenalina, John se fue perdiendo poco a poco sin darse cuenta y se dejó manipular por ella, su nueva Lena, esa chica que consiguió que la olvidara, y caer de nuevo en unos juegos salvajes, pero ahora en unos donde él no tenía control, sino era Angélica la que llevaba la batuta de que como y cuando hacer las cosas, era un juego perverso, morboso y muy arriesgado… su rival (sin que él lo supiera), dormía en la habitación de al lado.

Cuando John quiso tomar las riendas del juego en su poder (y lo consiguió), las cosas fueron a otro nivel, él en verdad ha perdido el piso, el sentido común, transgrede las situaciones… ve y siente cosas que no debería, no de esa manera, ha perdido en verdad el camino y transfigurado la realidad. El juego se la ha ido de las manos y al ser ahora su pilar, su razón para seguir vivo y continuar su vida, alejado de todo lo que le daba esa confianza y seguridad con la que contaba meses atrás, se tenía que aferrar a algo que él solo veía, algo que lo llevara a su destrucción.

Ahora se preguntarán del porque mi casi grito del principio… la parte de Max terminó con una llamada que no sabía de quién era, y que por lógica conecta con la historia de mi querido (bueno ni tan querido) John, es el punto de partida o mejor dicho final, así que ambas historias pasan al mismo tiempo y ya leyendo la sinopsis creí saber ya sabía más o menos por donde iba ese prólogo, tenía la esperanza de equivocarme, es cierto, no era mi favorito, pero tampoco merecía eso.

En esta parte volvemos un poco a la dinámica que teníamos con Lena, por lo que hay una trama mucho más erótica, peligrosa, y tenemos de nuevo un juego sexual peligroso, pero como ya conocía la pluma de la autora, es o no son tan fuertes y/o explícitas la forma en que nos cuenta estas escenas sexuales, o ya el morbo me ganó, que ahora sí me valió y me leí todo sin saltarme párrafos como sucede la mayoría de las veces que leo sexo en cualquier novela y ya no me asusto o aburro tanto (jajaja, no me espanto en realidad me dan pereza ya leer siempre lo mismo, y bueno Lena, me cuenta historias y escenas que no había visto antes, así que es novedad y si le sumanos que me gusta su prosa, es una lectura que se hace rápido y no te deja de sorprender en ningún momento), por lo que tenemos una historia mucho más fuerte en contenido en todos los aspectos y vemos esa enfermedad que ya les contaba yo desde la primera novela.

Creo que Angélica es una HDP y se aprovechó del chaval que tenía frente a ella, jugó y lo manipuló… dicen que el karma siempre nos alcanza y aquí el ejemplo claro.

Cada vez que lo veía tan solo a John y tan necesitado me daba cosa, pena y el sí se dejó llevar por la añoranza y buscó a sus amigos y a ella, es donde me demostró cuán solo y desorientado estaba… quizá tenía una linda oportunidad ahí que la vida le estaba ofreciendo como lo hizo con Max, pero él estaba ciego ya y lo dejó pasar, perdió esa oportunidad de quizás ser feliz y siguió construyendo castillos en el aire, donde él solo era una marioneta manipulada por alguien que solo buscaba una diversión.

Decir que ese final fue impactante, y aún después de unos días de haber terminado la lectura, sigo con la duda si aplaudirle a la autora por tal atrevimiento de hacer esto con uno de sus personajes de esta manera y cruzar el charco y quererla matar, aunque tomarnos algo como ella me ha respondido me atrae más (jajaja), ya hablando en serio, creo que es la primera que con esa crueldad, ha destruido de tal manera a un personaje suyo, y que a la vez nos rompe o por lo menos a ki un poco el corazón y eso que no me caía tan bien.



Juegos Salvajes: John es una tercera parte intensa, desesperante, cruel… fuerte como no tienen idea. Donde nos demuestra que el universo regresa todo y el karma nos puede alcanzar en cualquier momento. Con una pluma ligera, bien desarrollada, logramos meternos de nuevo en un juego perverso, duro, cruel… morboso donde querrás darle un par de cachetadas a algunos personajes, reclamarles a otros y hasta consolar a algunos. La autora regresa a un formato muy parecido al que conocimos con lena, es una trama mucho más intensa y que de nuevo, aunque ya lo dije, creo que se puede leer de manera independiente y aun así entender todo o casi todo, no es una novela para todo el mundo, la sexualidad explotada aquí, no es la más convencional ni pasional, es más bien tipo enferma (sin ser grotesca, enferma en el aspecto de todo lo que rodea los actos, no por la perversión que hay en sí) y de nuevo trata temas duros. Y quizá por esta razón, por toda la psicología del personaje principal, es una novela que no me queda más que recomendar y decirles que si les va la cosa erótica, no es una novela que disfrutarán completamente, si buscan pasión como tal, pero creanme que se olvidarán de ella al ver tremendos personajes que nos presenta la autora. Y si les van historias que quizá no les deje aprendizaje alguno, les seque de su zona de confort y busquen historias que impacten, esta la deben de leer, leer esta saga. Personajes bien perfilados que te impactarán en varios niveles.







No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...