viernes, 19 de septiembre de 2014

Poker Face by Adriana Law (Reseña)



Poker Face

Poker Face # 1


by Adriana Law



A Megan le ha sido ofrecida la oportunidad de probar que es más que una cara bonita. Drew Mackenzie está empeñado en arruinar esa oportunidad, convirtiéndolo en su enemigo número uno. No podría estar más lejos de ser su tipo, pero algo acerca de él se mete bajo su piel y se queda ahí. ¿Es el irritante modo en que la mira como si pudiera besarla en cualquier momento, o es la arrogante risa que la fastidia? Una cosa es segura... es el último hombre del que esperó enamorarse alguna vez.

Drew ha pasado una vida evitando ser algo parecido al don juan de su padre. Demonios, es por eso que se mudó, para escapar del control de ese hombre. Pero Megan provoca un absorbente deseo dentro de él que es difícil de ignorar: el macho alfa en su interior quiere reclamarla, llevarla a su cama y liberar años de deseo sexual reprimido, pero si lo hace... su padre gana, en más de un manera.



Megan es una chica mimada de ciudad que vive con su madre y su padrastro, es de carácter débil y lo único que tiene en mente es poder mudarse a su propio apartamento y entrar a la universidad… lo único que la detiene es su economía, si su madre no le ayuda es que no tiene grandes posibilidades de cumplir su sueño. Sabe que si le pide ayuda a su madre esta lo conseguirá de su esposo Paul esa ayuda para su hija, pero Megan al no tener relación amistosa con él es que no quiere deberle nada a él.

Drew es el chico “sexy” que por ser un bueno para nada que se mete constantemente en problemas su padre lo envía a un rancho en parte para deshacerse de él y en parte por “ayudar” a un amigo que necesitaba que alguien administrara ese rancho que después de sufrir un accidente mortal el hermano de Paul Stratford que se niega a poner un pie en ese lugar. Drew por su lado está satisfecho con poder ser productivo y tener su espacio lejos del absorbente de su padre Johathan porque lo que menos desea es parecerse a él en un futuro.

Paul Stratford y Jonathan Mackenzie, tienen una relación de amistad un poco extraña… se conocen desde jóvenes y desde siempre están en constante pelea para ver quien es mejor en todo: Mujeres, negaciones… incluso en el juego. Y esta no podía ser la excepción.

Jonathan aun incrédulo que Lillian, la madre de Megan lo haya abandonado y ahora esté en brazos de Paul, una tarde de golf, le propone que Megan que es hermosa pero muy engreída no podrá resistirse a un Mackenzie y que en menos de 30 días Drew, su hijo se meterá en su cama y la abandonará echa un mar de lágrimas en menos de este tiempo… y si Drew lo consigue… los Mackenzies ganarán demostrando su superioridad.

Megan ajena a esto acepta el “regalo” que su padrastro le está haciendo, tan solo tiene que ir a poner orden en el rancho y enseñárselo a bienes raíces para que se pueda vender el lugar… y si lo consigue, el dinero será suyo y podrá tener su propio espacio… por eso la chica mimada renuncia a las comodidades de la ciudad y decide hacerse cargo de este trabajo, de esa venta depende su futuro y su independización.

Jamás creyó que lo que parecía un trabajo fácil, más de uno se lo dificultará y le cambiará la vida en distintos niveles.

La historia que presenta Adriana Law es que no es mala… incluso no está mal ejecutada, tiene una narrativa fácil que hace la lectura muy llevadera y no es tan larga… mi problema en sí es que la historia no me gustó nada. La trama, los personajes principales… hay algo que cuando lo estaba leyendo hacia que quisiera ahorcar a más de uno o darle por lo menos una patada en el trasero por tarados.

Megan es que sin saber nada de este negocio, las pocas personas que están en el rancho la ven como una persona cruel y mala ya que en pocos días los dejará sin trabajo y sin techo, la reciben de con mala cara y vamos ella al no estar acostumbrada a esta vida también está en plan de ver a todos por debajo de ella por “mugrosos”.

Drew en parte de que es su forma de ser y que no está de acuerdo que de buenas a primeras venga una niña mimada a arruinarles la vida que llevan, pues constantemente se burla de ella siempre que puede. Y la hace sentir que nadie la quiere ahí y que se marche del lugar.

Ok… puedo entender que Megan a sus 18 años siga virgen, por lo que quieran… pero Drew a los 19 tambien??? Y claro era obvio que a estas alturas estuviera ganoso y que al ver alguien tan linda, su amiguito despertara… pero hacerse un patán de yo puedo con eso??? Si en ese ramo estaba igual de tierno que Winnie de Poh jajaja en verdad, aunque trataba de ser malo, al final su corazón podía más que él y se arrepentía de lo que le hacía a Megan… entonces, porque se comportaba como un patán, cuando no lo era???

Una relación de Amor-Odio medio extraña… y claro el amor gana por mucho… en pocos días se enamoran aunque no quieran y todo parece que su final feliz lo han conseguido después de todo…

Pero un accidente cuando son felices cambia todo, Drew está furioso porque recuerda porque Megan está ahí y en un arranque de odio le grita todas las cosas que ya no tenían importancia… lo único que quería era lastimarla que sintiera ese dolor que él estaba sintiendo por su perdida y… (para que hago más spoliers jajaja)

Vamos… en verdad puede construirse una relación tan intensa en tan solo 15 días??? Creo que este es mi mayor problema, el mundo no se creó en un día… uno no pasa del odio al amor y al odio nuevamente en 15 días, es sencillamente imposible… los tiempos no me dan.

Se los juro, cuando leí el final dije: mierd… tanto para esto??? En serio??? No podía que el libro quedara de esta forma, voy de acuerdo que hay una continuación, pero el final quedo tan… no es bueno, no es malo… es tan soso, tan aburrido… o le pones amor o le pones odio pero potencializado al 10, digo para que valga la pena y te deje con ganas de más, de saber la continuación; y desgraciadamente es que me leeré la continuación… porque??? No es que sea masoquista, bueno jajaja, es algo que no puedo ni quiero dejar a medias y porque me he dado cuenta que muchas chicas le vieron algo a esta historia que yo no…



Tink, el anciano que trabaja en el rancho, que al final fue una especie de padre para Drew y a pesar de todo nunca juzgo ni desprecio a Megan.




La actitud de ambos personajes, el final… puff hay tantas cosas que no terminaron de cuajar para mí.

En lo personal la historia como tal a mí no me gustó, una trama machista, snob… y que al final siento que nunca conoces realmente los personajes, no te puedes identificar con ninguno y no llegas ni a querer ni a odiar a nadie porque no te da oportunidad la historia como tal… quizá si los escenarios, las situaciones fueran más extensas, las hubiera desarrollado más y no hubiera dejado tantas cosas en blanco y volando quizá hubiera disfrutado la historia… lo repito, la historia no es mala, sino que le faltó algo para engancharme a la trama.



Quizá tú encuentres algo que yo no pude encontrar en la historia de Megan y Drew.

Para leer cuando no tienes algo mejor que hacer.












2 comentarios:

  1. Pues a pesar de tus opiniones, la historia en si me llama, así que me lo apunto.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes una cosa MonTse??? muchas aman esta historia (aun no se porque jajaja) no es mala, tienes sus puntos buenos, pero Drew es el culpable que no me haya gustado... seré masoquista y quiero quitarme este sabor agridulce, así que espero pronto leer Dead Man's Bluff que es la continuación de este libro.

      Un beso!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...