lunes, 30 de abril de 2018

(Reseña) El Cuento de la Criada by Margaret Atwood

El Cuento de la Criada


Margaret Atwood
 
Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. Esta trama, inquietante y oscura, que bien podría encontrarse en cualquier obra actual, pertenece en realidad a esta novela escrita por Margaret Atwood a principios de los ochenta, en la que la afamada autora canadiense anticipó con llamativa premonición una amenaza latente en el mundo de hoy.

En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo.

Los peligros inherentes a mezclar religión y política; el empeño de todo poder absoluto en someter a las mujeres como paso conducente a sojuzgar a toda la población; la fuerza incontenible del deseo como elemento transgresor: son tan sólo una muestra de los temas que aborda este relato desgarrador, aderezado con el sutil sarcasmo que constituye la seña de identidad de Margaret Atwood. Una escritora universal que, con el paso del tiempo, no deja de asombrarnos con la lucidez de sus ideas y la potencia de su prosa.

Esta novela el año pasado la quise leer mayormente por un reto literario y que cuando revisando opciones, recordé que años atrás (supongo que la vi completa) una tarde vi la película y aunque probablemente ahora tenga muchas fugas en mis recuerdo, es que tengo varias imágenes y detalles que he recordado estas semanas, debido al que por el boom de la serie y que no me pude resistir pues ahí me tienen cada domingo viendo un capi en español (crucifíquenme please), pero como quiero que mi madre la vea, pues no em queda otra, ya después la veré en versión original), pero después de ver el primer capi dije: “wait, tengo que leer la novela antes de que me haga mega spoliers de los que me puedo arrepentir”, así que afortunadamente por la serie quiero suponer, es que salió un nuevo tiraje (edición) de la novela que si mal no he visto es originaria de 1985, así que pude conseguirla aunque me dolió un poco el codo en un inicio (ya que lo sentí un poco caro en comparación de otros libros, que bueno, pa que me quejo si ya casi todos están casi igual), pero después de leer el novelón que hay, es que no me arrepiento tener un ejemplar en casa.

Es una distopía fuerte, debido a los temas y criticas que abarca, pero siendo sinceras, es que poco dista ya de la realidad. Desgraciadamente creo que estamos ya a nada de llegar a una sociedad tan opresora como la que vive Defred. Pero vamos, la cosa es que tampoco tenemos a las mujeres en plan de victima solamente, es la sociedad la que es victima de alguna vejación… así como el hombre al que pueden acusar de un delito (sin dar pruebas) es llevado a que las mismas mujeres (sí, aquellas que solo son como vientres con piernas -como lo dicen en la serie) a que tomen justicia por sus propias manos; también tenemos a las propias mujeres maltratando y menguando los derechos de las propias mujeres que son consideradas inferiores (o sí) las tienen catalogadas en pos de su funcionamiento a ser fértiles o no, sus creencias, su edad, sus capacidades, pero esto no solo se queda en las mujeres, los hombres son otro cantar, pero tampoco salen muy bien librados algunos.

Para aquellos que aun no conocen de que va la historia, para no hacer spoilers a diestra y siniestra es que no quiero hablar mucho ya que en verdad, se los juro y prometo, es de esas novelas que deben leer por muchísimas razones, y que deben descubrir ustedes (soy mala, lo sé)… si de plano les da un poco de pereza leer o no se animan, sé que no debería, pero vean aunque sea la serie y créanme ahí encontraran motivos que querrán leer la novela.

Todo comienza con un golpe de estado de un grupo de fanáticos religiosos (y misóginos) que después de guerras nucleares entro otras cuestiones, se dan cuenta que el mundo se está yendo a la mier… la tasa de natalidad ha disminuido debido a los excesos, la contaminación, enfermedades y al no cuidar los recursos del planeta etc., por lo que deciden que hay que tener un nuevo orden social, donde los hombres son los que toman las decisiones importantes (en apariencia) que son los comandantes, y existen otros grupos (que no recuerdo si tiene algún nombre dependiendo su cargo) pero en realidad lo importante son las mujeres que estás están catalogadas según su función en la sociedad y sus características, mayormente ocupando lugares de Esposas (normalmente enfermas y estériles), Criadas (mujeres jóvenes y fértiles, que cada mes deben “tener relaciones” para quedar embarazadas de su comandante) y las Marthas que son las que cuidan del hogar (limpieza, cocina, etc pero de una manera tradicional, regresando a un pasado retrograda)… pero estas no son las únicas que existen, ya que están las Tías (quienes son las que reclutan, educan y controlan a las criadas y apoyan a que la “justicia” sea repartida), las Econoesposas (mujeres que tienen hijos, se dedican al hogar y son esposas de hombres de pocos recursos), Las No Mujeres (que son explotadas para trabajos en minas y campo, donde en algún momento morirán solas y enfermas)… como el titulo lo dice, Defred es quien nos narra su vida en este nuevo mundo, teniendo flashbacks de su pasado, ella es una Criada que mayormente su función es tratar de quedar embarazada de su comandante (en turno) cada mes, e ir por las compras, ella nos va relatando en primera persona lo que vive, lo que siente y como es que se desarrolla su mundo ahora dependiendo de su estatus, vemos a través de su mirada las circunstancias humillantes y desesperanzadoras a las que son sometidas algunas mujeres, ellas no son ni amanes ni concubinas, son vistas más como objetos fértiles que solo son “gestadoras” de la nueva generación, que viven casi en reclusión muy reglamentada y vigilada (incluso por ellas mismas, las Criadas), y que por si esto no fuera suficiente, son obligadas a llevar ropas de color rojo que cubre todo su cuerpo un tocado que cubre su rostro impidiendo incluso el contacto visual, ya que no importa cómo se vean, sino lo que pueden llevar en sus vientres. Y si esto no fuera suficiente, también les ha sido arrebatado su nombre anterior, el real.

Así que ya se podrán imaginar los escenarios que la autora logra crear, y que sin duda nos deja pensando en movimientos actuales, por lo cual es una gran crítica social, moral y religiosa lo que encontramos aquí de manera camuflada de una distopía que no está tan lejos de algunas sociedades y mentalidades. Si debo decir que, aunque recomiendo mucho la lectura, hay que ir con la mente abierta para su lectura, la pluma, aunque a mí me ha gustado, si tiene un ritmo un poco lento, pero curiosamente en lugar (o por lo menos para mí) en lugar de desesperarme, aburrirme o desistir de la lectura solo tenía más ganas de continuar la lectura.

Por mi seguiría hablando y hablando de todo lo que en mi despertó, me hizo sentir, imaginé, etc., pero me parece que la entrada ya es un poco extensa y prefiero dejarla aquí y que ustedes mismo se hagan su opinión de esta gran novela, y a pesar del tema que trata y que me ha asustado un poco ver una sociedad así, sin duda desde este momento la considero como una de mis mejores lecturas de este año.



El Cuento de la Criada es una distopía cruda, real, me atrevo a decir que clásica y casi un reflejo de algunas sociedades, una historia donde no hay romances, ni escenas de acción, donde Defred nos cuenta su día a día (en el presente y en el pasado), donde nos enseña como un grupo de fanáticos religiosos han hecho un nuevo orden social donde, utilizando de manera aberrante y de forma distorsionada la religión donde su mayor propósito es impedir la desaparición de la raza humana al no tener un gran número de nacimientos, “protegiendo” a las mujeres “útiles” al tiempo que las humilla de muchas maneras. Teniendo en trasfondo un sinnúmero de críticas sociales a varios movimientos sociales y religiosos. La autora con una pluma exquisita nos mete bajo la piel una sociedad de pesadilla que no nos dejará indiferentes. Una novela que en verdad merece ser leída.




Margaret Atwood


Margaret Atwood es una escritora canadiense, considerada una de las principales figuras del mundo de las letras en la actualidad.

Nacida en Ottawa en 1939, Atwood inició su carrera literaria componiendo poesía, para luego comenzar a escribir relatos, campo en la que se ha convertido en una verdadera maestra, así como novelas. En cuanto a la temática de sus obras, es muy variada; trabaja desde la crítica literaria a la novela realista, pasando por la ciencia ficción -término con el que no se siente nada cómoda-, hasta la literatura comprometida en defensa de los derechos de la mujer.

Su obra más conocida es El cuento de la criada (1985), novela con la que recibió premios como el Arthur C. Clark o el Los Ángeles Prize.

Otros galardones recibidos a lo largo de su carrera han sido el Booker, el Governor General y el Príncipe de Asturias de las Letras, que le fue otorgado en el año 2008.


2 comentarios:

  1. Este libro tengo ganas de leerlo

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Yo justamente también estoy viendo la serie y me está gustando bastante, motivo por el que quiero leer el libro, sin embargo, a mí no me importan los spoilers así que no me molesta que pase algún tiempo hasta que lo lea, más porque como dices, sí está algo caro :P
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...